Inversis mantiene su apuesta por la renta variable frente a la normalización del ciclo económico y las políticas monetarias

Inversis mantiene su apuesta por la renta variable frente a la normalización del ciclo económico y las políticas monetarias

09-feb-2022 · 4 minutos

  • La economía global se adentra en una fase de crecimiento normalizado tras el fuerte repunte del 5,5% durante 2021. Las previsiones para 2022 se rebajan hasta el 4.4 % por el impacto del coronavirus, un menor soporte de las políticas monetarias y las tensiones en las cadenas de suministros.
  • Inversis destaca la buena recuperación de las economías –la más rápida de los últimos ciclos recesionistas recientes– y apunta a un crecimiento apoyado en el sector privado.
  • Inversis considera probable que la Fed inicie en marzo el ciclo de subidas de tipos de interés, pero de momento no anticipa una senda de alzas encadenadas e indiscriminadas.
  • Apunta, además, que el Banco Central Europeo sopesa sus políticas a la espera de los datos de precios antes de su reunión de marzo pero anticipa no obstante la continuidad de una política prudente y moderada pendiente de la aparición de fenómenos persistentes, limitándose de momento a reducir o suspender los programas de compra de deuda.

Inversis ha ofrecido su visión global y regional del actual escenario macroeconómico en base al cual prepara su estrategia de inversión para el primer trimestre de 2022. Así, de la mano de su estratega jefe macroeconómico, Ignacio Muñoz-Alonso, la entidad ha destacado cómo la economía global se adentra en una fase de crecimiento más estabilizado tras el fuerte repunte del 5,5% durante 2021. Las previsiones de crecimiento han sido rebajadas hasta el 4.4% para este año a consecuencia de la irrupción de nuevas variantes de coronavirus, un menor soporte de las políticas económicas y la persistencia de cuellos de botella en las cadenas de suministros.

Inversis destaca la buena recuperación de las economías –la más rápida de los últimos ciclos recesionistas recientes– y apunta a un crecimiento apoyado en los sólidos fundamentos del sector privado, el exceso de ahorro acumulado por empresas y hogares, la relajación de las condiciones crediticias y la resolución de los desequilibrios productivos a medida que avance el año. En contrapartida alerta de los desequilibrios macroeconómicos legados de la crisis pandémica, reflejados en lo elevados niveles de déficit y deuda pública, y el aumento de los balances de los bancos centrales que determinarán las agendas de política económica durante los próximos años.

 

Riesgos globales

A la lista de riesgos globales arrastrados desde 2021 –aparición de nuevas variantes de coronavirus y disrupción en las cadenas productivas – se añaden nuevos factores de riesgo. Preocupa la posibilidad de persistencia inflacionaria, especialmente en la economía americana, en donde las tensiones entre oferta y demanda de empleo podrían dar lugar a la aparición de efectos de segunda ronda en la medida en la que los salarios empiecen a repercutir las recientes alzas de precios. No obstante, señala la diferencia con el proceso inflacionario europeo, en donde las subidas del índice de precios reflejan principalmente el comportamiento de componentes transitorios, tales como los precios de la energía, el transporte o algunos componentes productivos, y en donde de momento no se percibe el impacto de efectos de segunda ronda. De igual manera, alerta del riesgo de prolongación de las disrupciones en las cadenas productivas si China continúa manteniendo la política de “COVID Cero”, que ha llevado al cierre de ciudades y factorías prolongando la escasez de componentes durante el 2021 y que podría tener continuidad si surgiesen nuevas variantes o repuntes pandémicos.

Además, se destaca el repunte de los riesgos geopolíticos, esta vez identificados en la crisis ruso - ucraniana, el aumento de las tensiones entre China y Taiwán y en menor medida la incertidumbre en Irán.

 

Panorama regional

En Estados Unidos la recuperación económica sigue su curso pese a la creciente preocupación por la inflación con una previsión de crecimiento que se sitúa en el 4,0%, con un 3,5% de desempleo a final del año y una inflación medida por el PCE del 2,6%, todavía por encima del objetivo del 2%. Se espera que el pico inflacionario haya quedado ya atrás, si bien el riesgo de efectos de segunda ronda llevará a la Fed a iniciar el ciclo de subidas probablemente en marzo, una vez conocidos los datos de inflación acumulada, que se prolongaría con otras tres subidas a lo largo de 2022. No obstante, de momento no se anticipa una senda de subidas encadenadas e indiscriminadas

Por su parte, la recuperación en Europa, aunque en proceso, consolidará su tasa de crecimiento durante 2022 por encima de la media de los últimos años previos a la pandemia, y se situará en el 4,2%. A pesar de que los precios continúen por encima del objetivo de inflación, el anclaje de las expectativas, el retraso de la recuperación frente a EE.UU. y la tendencia de los precios a situarse a medio plazo dentro del objetivo del 2%, podrían llevar al Banco Central Europeo a mantener la actual política de tipos de interés ajustando eso si los volúmenes de compras de sus programas de compra de activos, mientras permanece atento a la confirmación de componentes persistentes en el índice de precios durante los próximos dos meses que podrían llevarle a un cambio gradual de su orientación de política monetaria que se anunciaría en su reunión de marzo.  

En el caso de los mercados emergentes el crecimiento del PIB se moderará al 4,8% en 2022 desde el 6,5% en 2021, pero aún se mantendrá por encima de la tendencia sostenida entre 2015 y 2019. China, clave para las economías emergentes, espera una desaceleración del 5,1% durante 2022 tras el fuerte repunte del 8,1% apoyado en la mejora de las condiciones financieras y el fin del proceso regulatorio en algunos sectores.

 

Estrategia de inversión Inversis

La estrategia de Asset Allocation de Inversis para el primer trimestre de 2022 mantiene una posición neutral en renta variable que, en ausencia de super ciclos alcistas de subidas de tipos, debería de absorber el impacto negativo a corto plazo de las subidas de tipos de la Fed, y posiblemente del Banco Central Europeo a lo largo del año, para terminar 2022 en positivo al igual que ha sucedido en anteriores episodios alcistas de tipos. Inversis señala un sesgo positivo hacia la renta variable europea frente a la América, justificado por su posición en el ciclo, y las menores incertidumbres en cuanto a generación de benéficos empresariales y desarrollo de las políticas económicas durante 2022.

Asimismo, se destaca la importancia de la selección sectorial en esta fase del ciclo, con preferencia en esta fase del ciclo por los bancos, consumo discrecional, sector industrial, inmobiliario, salud y en aquellos sectores objetivo de operaciones corporativas.

En la renta fija, Inversis continúa infraponderando la deuda soberana de más calidad en espera de que el repunte de las curvas ofrezca ventanas de entrada a lo largo del año, prefiriendo el crédito de grados inferiores de inversión con rentabilidades superiores en un escenario de subidas de tipos moderadas que situarían los tipos en EE.UU. en el 1,25 pct, a lo largo de los próximos doce meses. Mantiene un sesgo positivo hacia las emisiones High Yield, y selectivamente bonos corporativos emergentes. La recuperación debería estimular la mejora de la calidad crediticia de estos emisores, generando ganancias de capital a lo largo del año. No obstante, alerta de la posibilidad de que subidas de tipos por encima de las expectativas endurezcan a medio plazo las condiciones financieras, afectando negativamente a la calidad del crédito corporativo en general, y de los emisores de menor calidad en especial.

 

 

Sobre Inversis

 

Inversis, filial 100% de Banca March, es la compañía de referencia en España en ofrecer soluciones tecnológicas de inversión globales y de externalización de servicios financieros a entidades financieras, aseguradoras y nuevos actores que busquen entrar en el negocio de la distribución de productos de inversión.

Desde su creación, Inversis invierte de forma constante en tecnología e innovación para adaptarse de forma ágil a las necesidades del negocio institucional. Gracias a la tecnología de Inversis, sus clientes institucionales pueden externalizar las actividades y procesos que no forman parte de su negocio central incrementando, de esta forma, su eficiencia.

Inversis, además de ser una plataforma de productos de inversión, presta servicios de intermediación, liquidación y custodia y soluciones de externalización tecnológica de última generación; servicios de tesorería y mercados de capitales; servicios de depositaría; servicios de análisis y servicios de intermediación y brokerage online. www.inversis.es






arrow